Revisión GameSir G8 Galileo | Control cómodo para jugar en el móvil

El GameSir G8 Galileo es el nuevo gamepad móvil de GameSir, una marca china ya muy conocida por poder combinar productos de excelente calidad a precios asequibles. Con este nuevo mando se intenta ofrecer una experiencia de juego diferente a los usuarios, especialmente a aquellos que anteponen la comodidad a la hora de jugar.

Precisamente porque privilegia la comodidad por encima de cualquier otro aspecto, GameSir no se preocupó en hacer del G8 Galileo el gamepad móvil más portátil que existe. Es grande, tiene empuñaduras que recuerdan mucho a las del GameSir T4 Cyclone y es perfecto para usuarios con manos grandes.

Esta es una característica extremadamente importante, especialmente ahora que el público de los juegos mira cada vez más de cerca los dispositivos móviles. Además de títulos cada vez más atractivos y atractivos, estos pequeños dispositivos ahora ejecutan servicios de juegos en la nube como Xbox Cloud y servicios de streaming como Steam Link y PS Remote Play.

Con esta enorme variedad de juegos disponibles, jugar en el móvil se ha vuelto cada vez más natural. Y las sesiones de juego se han vuelto más largas. Así, el GameSir G8 Galileo destaca como uno de los mejores gamepads móviles para brindar horas y horas de juego.

En esta reseña, les cuento todo sobre el GameSir G8 Galileo y les cuento cómo funcionó como mi gamepad principal.

Diseño

A primera vista, el GameSir G8 Galileo se parece a cualquier gamepad móvil del mercado. El cuerpo está formado por dos asas y un espacio central, que sirve de soporte para que el usuario pueda acoplar un móvil de hasta 18,5 cm de altura, suficiente para dispositivos muy grandes.

El G8 Galileo viene en un solo color, lo cual es algo controvertido y puede degradar a algunas personas. Quienes no están contentos con ellos dicen que el gamepad tiene un aspecto de prototipo inacabado y ha perdido gran parte del encanto y atractivo que los colores estándar, como el blanco y el negro, dan a estos productos. Quienes les gusta dicen que desprende un aire retro y rezuma nostalgia. Y no es de extrañar: el cuerpo gris con botones de acción en dos tonos diferentes de violeta son idénticos a los joysticks de Super Nintendo.

Los puños no se parecen en nada a los de un antiguo joystick, como tampoco lo hacen la gran mayoría de gamepads móviles que se venden en el mercado. Normalmente lo que vemos por ahí son mandos con un agarre similar al de Nintendo Switch: planos, sin agarre, incómodos. El GameSir G8 Galileo va en contra de todo esto, recordándonos mucho a los controles de Xbox Series X y Series S, así como al propio GameSir T4 Cyclone, que ya probé y del que hablé aquí en canaltech. El ajuste en las manos es muy bueno, permitiendo largas sesiones de juego sin ninguna molestia.

Confieso que esta mezcla de estilo retro con ergonomía y comodidad me gustó mucho, sobre todo por el cariño que tengo por la Super Nintendo y porque siempre he tenido problemas con los gamepads móviles, lo que no fue ni remotamente el caso con el G8 Galileo.

La posición de los botones es similar a la del controlador Xbox y Pro Controller, con palancas analógicas asimétricas y botones de acción en la misma disposición. La diferencia está en la parte trasera: en la posición donde están los dedos índices, hay dos botones adicionales que se pueden mapear sin usar software. Con esto, el usuario podrá realizar este mapeo cuando quiera, incluso mientras juega, sin siquiera tener que pausar el juego.

La mayor advertencia en términos de diseño es el gran tamaño del G8 Galileo. Para favorecer más que cualquier otra característica la comodidad, tiene unas grandes dimensiones (‎21,69 x 10,69 x 5,41 cm) y no viene con bolsa de transporte. Así que ten en cuenta que llevarlo de un lugar a otro puede ser una tarea complicada.

En general, el GameSir G8 Galileo es agradable a la vista y a las manos. A pesar de optar por un aspecto retro que recuerda al antiguo mando de Super Nintendo, este mando tiene un excelente agarre superior a cualquier otro de su categoría, garantizando seguridad y, sobre todo, comodidad, algo imprescindible para largas sesiones de juego.

Construcción

El cuerpo del GameSir G8 Galileo está fabricado íntegramente en plástico duro, con texturas en la parte posterior de las empuñaduras que aseguran un agarre más firme. El material es más que suficiente para dar sensación de resistencia y durabilidad, aportando seguridad incluso a usuarios que tienen un agarre más firme.

El soporte que sostiene el teléfono móvil está totalmente recubierto de goma. En los laterales, esta goma está arrugada para generar la fricción necesaria para conseguir que el teléfono no se deslice, se extravíe o incluso se caiga. La parte que está en contacto con la parte trasera del teléfono también tiene una textura, esta es más delicada para conseguir que el teléfono no se raye y cumpla bien su función de sujetar bien el dispositivo.

Un detalle que llama la atención en esta porción, y que resalta el cuidado de GameSir con el producto, es que hay un «espacio» de 0,5 cm para acomodar celulares que tienen cámaras salientes. De esta forma, el usuario puede estar seguro de que la lente no entrará en contacto ni rozará la goma.

Siguiendo hablando de este espacio, cabe destacar una característica muy interesante que GameSir introdujo aquí y que yo, personalmente, nunca había visto en otros gamepads: el conector USB-C es flexible y está colocado un poco más adelante de lo habitual. Gracias a esto, no necesitarás quitar la funda del móvil para que quepa allí, otra decisión pensada para hacer la vida más fácil y cómoda al jugador.

En la parte inferior, GameSir incluía un puerto USB-C y un jack de 3,5 mm para que el usuario recargara el teléfono y utilizara unos auriculares mientras jugaba. Esta funcionalidad era una antigua petición de los fans de la marca que ahora se ha cumplido en el G8 Galileo.

Los análogos están bien construidos y cuentan con la conocida tecnología Hall Effect. Aquí, los potenciómetros fueron reemplazados por sensores electromagnéticos que detectan los movimientos de las palancas y reducen la fricción entre las partes móviles. El resultado es más precisión, cero zonas muertas y el fin del problema de la deriva.

Además de los dos sticks del mando, GameSir incluyó tres palancas adicionales en la caja, permitiendo al usuario personalizar la experiencia según su perfil y/o juego. Y el reemplazo es muy fácil, ya que las placas frontales del G8 Galileo se unen mediante imanes. Basta con tirar de ellos con los dedos para retirarlos y cambiar las palancas o realizar el mantenimiento de las piezas.

El D-pad y los botones laterales tienen microinterruptores que garantizan comandos más precisos, pero los botones de acción son botones de membrana tradicionales. Sin duda, esto pasará desapercibido para la mayoría de los jugadores, pero es algo que choca con el resto del producto, que emplea soluciones, recursos y piezas de primera calidad.

Quizás por falta de compatibilidad con dispositivos móviles, los gatillos no tienen vibración, aunque el G8 Galileo viene con dos motores para garantizar este tipo de retroalimentación en todo el cuerpo.

A pesar de algunos pequeños errores aquí y allá, el GameSir G8 Galileo trae prácticamente todo lo que el fabricante chino tiene para ofrecer. La construcción es de primera categoría y muy superior a la mayoría de los gamepads móviles que encontramos por ahí. Esto, combinado con todas las características y funcionalidades, algunas de ellas únicas, colocan este control en pie de igualdad con muchas alternativas «de marca».

Conectividad y compatibilidad

Como gamepad móvil, el GameSir G8 Galileo es compatible con dispositivos Android con puerto USB-C y el iPhone 15. El control no tiene batería: su energía la suministra el propio celular, a través del conector USB.

Uno de los grandes aspectos destacados de este joystick es su facilidad de conexión: simplemente conecte el dispositivo al puerto USB-C y colóquelo en la base y el usuario podrá empezar a jugar a sus juegos favoritos. Esta es una característica inherente a todos los productos GameSir recientes, que hace que el proceso de conexión y configuración sea lo más fácil posible para el usuario.

A pesar de esta simplicidad, se recomienda descargar e instalar la aplicación oficial GameSir en su teléfono. Con él es posible actualizar el firmware del control a la última versión, además de realizar configuraciones y ajustes adicionales.

Por ejemplo: es a través de la aplicación que el usuario puede cambiar la disposición de los botones de acción entre los estándares Xbox y Switch, además de realizar ajustes en la sensibilidad de los disparadores para que coincidan con el tipo de juego que va a jugar.

La aplicación también es responsable de una de las funciones más interesantes del G8 Galileo: G-Touch. Este modo permite al usuario asignar botones de juegos virtuales que no admiten joysticks al controlador. En otras palabras, «traduce» las acciones del usuario en el gamepad a los controles de la pantalla táctil de títulos como Genshin Impact, COD: Mobile y muchos otros.

Además de G-Touch, el GameSir G8 Galileo tiene otros dos modos de funcionamiento. Se indican por el color de la luz del botón Home que tiene el logo del pollo. Son ellos:

  • Blanco: modo PlayStation e iOS
  • Verde: modo Android
  • Azul: modo G-Touch

El modo Android se explica por sí mismo y es el predeterminado para jugar cualquier juego con el controlador conectado a un dispositivo Android.

El modo PlayStation e iOS se utiliza cuando el usuario utiliza la aplicación PS Remote Play para jugar títulos de PlayStation 5 de forma remota o conecta el gamepad a un iPhone 15.

Y aquí hay una advertencia importante: no existe una aplicación GameSir para iOS. Por lo tanto, cuando se conecte al iPhone, el gamepad funcionará en modo predeterminado o con la configuración establecida cuando se conecte a un Android.

Experiencia de uso

El GameSir G8 Galileo es un gamepad extremadamente cómodo y divertido de usar. Y esto contrasta marcadamente con la gran mayoría de alternativas que existen actualmente en el mercado.

Generalmente, los joysticks de esta categoría tienen muy mal agarre y no son adecuados para personas con manos grandes. Por tanto, las sesiones de juego siempre provocan dolores en muñecas y dedos, un auténtico tormento para quienes padecen LER.

Yo mismo sufrí mucho con el Switch: el agarre plano y la falta de ergonomía del híbrido de Nintendo me hicieron dejarlo en el cajón durante mucho tiempo, porque cada vez que lo usaba me dolían las muñecas. El problema sólo se resolvió cuando compré un estuche ergonómico para mejorar el agarre.

No tuve este problema con el GameSir G8 Galileo. El agarre de este gamepad móvil es muy similar al del controlador Xbox y al T4 Cyclone, y funciona muy bien para personas con manos medianas y grandes. Por tanto, es como jugar en una consola real, con sesiones de juego más largas y mucho más divertidas gracias a la comodidad general del joystick.

Por tanto, el GameSir G8 Galileo es un excelente controlador para jugar juegos y emuladores nativos de Android en el teléfono. La capacidad de respuesta de los comandos es inmediata, sin ningún retraso notable en la entrada durante las sesiones de juego, un gran beneficio de la conexión por cable entre el teléfono y el joystick.

En juegos que no admiten controladores, el G-Touch funcionó perfectamente. La aplicación GameSir identifica automáticamente cuando abrimos un juego como este y nos sugiere asignar los comandos a los botones, un proceso que lleva un poco de tiempo, pero que merece la pena por la experiencia mejorada que proporciona el modo.

La buena experiencia se repitió en xCloud y PS Remote Play, con títulos como Deportes de motor Forza, recocido 2 Es Resident Evil 4 funcionando muy bien y con muy baja latencia, prácticamente imperceptible. En otras palabras, si estás pensando en comprar un G8 Galileo para aprovechar la biblioteca de juegos de Game Pass o transformar tu teléfono en un PlayStation Portal, puedes estar seguro de que el mando se adaptará perfectamente a ti.

Por otro lado, la experiencia Moonlight no fue del todo placentera. El cliente de código abierto GameStream de NVIDIA sufría una alta latencia, lo que obstaculizaba los juegos que requieren comandos precisos y una sincronización perfecta, como F1 23 Es Call of Duty: zona de guerra. En plataformas y títulos más casuales, es posible aprovechar el servicio, pero fue lo menos agradable, y aquí me refiero al servicio, no necesariamente al gamepad.

Competidores

La gran ventaja del GameSir G8 Galileo es poder ofrecer un acabado, construcción y características premium a un precio asequible. Prueba de ello es que este gamepad móvil cuesta en el rango de R$ 350 – R$ 400. Por tanto, es un gran desafío afrontarlo.

El competidor que más se acerca a esta propuesta es el GameSir X2. Este gamepad tiene diferentes versiones, atendiendo a usuarios de Android y iPhone con conectores USB-C y Lightning, además de una variante Bluetooth (ya evaluada por FreeGameGuide) que funciona para ambas plataformas. A pesar de no ofrecer el mismo confort que su hermano mayor, puede resultar atractivo para quienes buscan una alternativa más asequible, con un costo entre R$ 200 y R$ 300.

Otro competidor «de la casa» es el GameSir X3, en el que también hemos probado canaltech. Con una propuesta actualizada respecto al X2, este gamepad tiene una ergonomía ligeramente mejor y trae una característica interesante: un refrigerador en la parte posterior para evitar que el teléfono se sobrecaliente durante las sesiones de juego. Con una única versión con conector USB-C, el GameSir X3 cuesta alrededor de R$ 400.

Ahora bien, si buscas una experiencia realmente más cercana al G8 Galileo, tendrás que pagar un poco de dinero extra por el Backbone One. Este gamepad es el más cercano a la propuesta del controlador GameSir en términos de características, pero Todavía está por detrás en términos de ergonomía y comodidad, principalmente por tener un agarre más pequeño. Su principal diferencia es que tiene licencias oficiales de PlayStation y Xbox, con versiones que atienden a usuarios de Android y iPhone por separado y cuestan desde R$ 600.

¿Vale la pena comprar el GameSir G8 Galileo?

El GameSir G8 Galileo es uno de los mejores controles para jugar en un móvil que he probado. Con una buena construcción, características interesantes y un diseño ergonómico que favorece la comodidad por encima de todo, proporciona muchas horas de juego sin dejar dolor en las muñecas y los dedos de los usuarios.

Normalmente, la combinación de todas estas características daría como resultado un producto caro, pero eso no es lo que ocurre aquí. El GamerSir G8 Galileo tiene otro gran atractivo en su precio: hoy se puede encontrar por menos de R $ 350. La compra adecuada para quienes buscan calidad y comodidad para tener la mejor experiencia jugando en su celular.

*Oferta válida hasta el 01/05/2024