Cómo saber si tu celular ha sido clonado o hackeado

Las señales, a menudo sutiles, ayudan a las personas a descubrir si su teléfono celular ha sido clonado o pirateado. Dichos ataques se producen mediante la descarga de virus o las acciones de terceros, como socios o colegas maliciosos, y normalmente resultan en la violación de la privacidad del usuario y la obtención de información confidencial.

Existen diferentes formas de hackear un teléfono celular, ya sea usando el propio número o usando malware. Asimismo, también existen varios signos de que se está produciendo un ataque de este tipo, como la pérdida repentina e inexplicable de señal e internet móvil o el consumo de recursos por encima de lo normal, entre otros ejemplos, que pueden ser específicos de cada caso.

Cómo saber si el chip de mi celular ha sido clonado

La estafa de la portabilidad, también conocida como sim swapping en inglés, puede permitir a los ciberdelincuentes acceder a cuentas bancarias, correos electrónicos o perfiles de redes sociales, entre otros. Para ello, utilizan los datos personales de la víctima para contactar con el operador, solicitando la transferencia del número de teléfono a otra compañía telefónica.

Con la tarjeta SIM clonada, los delincuentes pretenden burlar los sistemas de autenticación en dos pasos que utilizan mensajes de texto (SMS), una alternativa considerada insegura por los expertos. Por parte de la víctima, la pérdida inmediata de señal y datos móviles es la principal señal de que el chip del teléfono celular ha sido clonado.

Cuando te das cuenta de que no puedes realizar llamadas, recibir llamadas o acceder a Internet vía 4G, lo ideal es contactar con tu operador de inmediato. Ante el aumento del número de casos, también preparan medidas para garantizar una mayor protección a los clientes, exigiendo que los pedidos sólo se realicen presencialmente o con confirmaciones mediante el chip original.

Cómo saber si tienes una aplicación espía instalada en tu celular

Los ciberdelincuentes utilizan el software espía para robar datos personales y contraseñas de cuentas. La amenaza también se denomina stalkerware cuando la realizan parejas románticas, colegas maliciosos e incluso superiores en el trabajo, cuyo objetivo es monitorear el uso del teléfono celular.

Desde aplicaciones sospechosas, terceros no autorizados pueden espiar WhatsApp, capturar la pantalla o monitorear lo que se escribe en el teclado, por ejemplo.

Como este malware siempre se ejecuta en segundo plano, un procesamiento o un consumo de datos móviles superiores a lo normal son señales de que su teléfono celular puede estar siendo monitoreado. Las aplicaciones espía también pueden disfrazarse de componentes del sistema operativo, utilizando iconos de reloj, calendarios o elementos de Android.

Por otro lado, tener cuidado al descargar aplicaciones te ayuda a evitar el software espía; Evite descargar software desde enlaces enviados a través de WhatsApp o mensajes de texto.

También es importante utilizar datos biométricos y contraseñas seguras en su teléfono celular, evitando dejar su teléfono inteligente desatendido, especialmente si está desbloqueado, ya que esta laguna puede usarse para instalar stalkerware.

Cómo saber si mi WhatsApp está siendo espiado

Además de las aplicaciones espía, otra forma de espiar WhatsApp es validando el perfil en más de un dispositivo. La aplicación permite registrar una misma cuenta en hasta cuatro celulares, además de en computadoras, sincronizándose automáticamente los mensajes entre todos ellos.

Esto también significa que si alguien tiene tu WhatsApp vinculado, tendrá acceso a tus conversaciones y archivos. También será posible hablar con contactos haciéndose pasar por usted, enviar o eliminar datos y realizar cambios en la cuenta.

La opción «Dispositivos conectados» en la configuración de WhatsApp le permite consultar la lista de dispositivos autorizados para acceder a las conversaciones de Messenger. Si ve un dispositivo desconocido conectado a la cuenta, haga clic en «Desconectar» para detener el acceso inmediatamente.

Para evitar que tu cuenta sea vinculada a otros dispositivos de forma no autorizada, lo ideal es no dejar tu celular desatendido, especialmente cuando está desbloqueado. Nuevamente, vale la pena utilizar datos biométricos y contraseñas complejas para desbloquear la pantalla, que terceros no pueden adivinar.