Ejecutivos de Valve y Epic Games intercambian insultos por las políticas de Steam

La rivalidad entre Steam y Epic Games ha evolucionado hasta el punto de convertirse en un caos. Un intercambio de correo electrónico que involucró a las dos compañías reveló mensajes en los que el CEO de Epic, Tim Sweeney, llama idiotas a su rival y a su fundador, Gabe Newell. Por otro lado, Valve respondió burlándose de la postura del competidor, haciendo aún más evidentes las animosidades en el mercado.

Toda la situación se hizo pública tras la publicación de documentos relacionados con el proceso antimonopolio que involucra a Valve y el estudio Wolfire Games. En la disputa iniciada en 2021, la productora cuestiona la comisión del 30% que cobra Steam por la venta de juegos, una tajada que el estudio considera injusta y abusiva. Y fue a partir de ahí que comenzó el intercambio de bromas entre ejecutivos.

En uno de los correos electrónicos presentes en el proceso, Sweeney coincide con las cuestiones planteadas por Wolfire y cuestiona la política de comisiones adoptada por la tienda online. Y es en este contexto que el CEO de Epic llama “idiotas” a la empresa, a sus ejecutivos y al propio Gabe Newell. Según él, favorecer a los grandes distribuidores frente a los pequeños desarrolladores es una estupidez.

Y la reacción no tardó en llegar. El director de operaciones de Valve, Scott Lynch, respondió irónicamente al ataque con «¿estás enojado hermano?» – que funciona como nuestro muy brasileño “estás nervioso, hermano”. El mensaje intenta claramente regodearse de la supuesta falta de control de Sweeney, destacando una posición más tranquila por parte de la empresa y sus ejecutivos ante la agresión del rival.

El caso es que estas críticas resaltaron la animosidad que existe en el mercado. Con Steam, Valve se convirtió en el gran líder del segmento y es este dominio el que se convirtió en el detonante tanto del proceso como de la pelea con Epic Games, que se perfila desde hace algunos años como el rival que Valve nunca tuvo.

La mayor prueba de ello es que, para diferenciarse y atraer cada vez a más distribuidores a su ecosistema, Epic ofrece una tarifa del 12% a estudios y distribuidores.

Entienda la demanda contra Valve

Como se mencionó, la demanda contra Valve fue abierta en 2021 por Wolfire Games, que comenzó a cuestionar la política de la compañía a la hora de distribuir sus ingresos, alegando un entorno poco competitivo. Según el estudio, el tipo del 30% es injusto, sobre todo porque pesa mucho sobre los bolsillos de las pequeñas empresas.

Wolfire alega que Valve, debido al dominio de Steam en el mercado de PC, actúa de forma abusiva. Más aún, señala que los porcentajes más bajos son exclusivos sólo para las grandes editoriales, lo que complica aún más la situación para las más pequeñas.