Duna: Parte 2 | 3 razones para ver la película

Duna: Parte 2 Es un triunfo por parte del director Denis Villeneuve, que logra adaptar la segunda mitad del libro escrito por Frank Herbert, uno de los clásicos de la literatura de ciencia ficción. Protagonizada nuevamente por Timothée Chalamet, la película aborda el enfrentamiento entre las casas Atreides y Harkonnen, la guerra por el liderazgo de Arrakis y el papel de Paul como nuevo mesías para los pueblos del planeta.

La adaptación presenta algunos puntos que hacen mucho mejor la experiencia de verla en el cine. Si tienes dudas sobre si la película merece el precio de la entrada, entonces prepárate, mira la primera película, disponible en Max y para alquiler y compra en plataformas digitales, y descubre algunas razones para no perdértela. Duna: Parte 2 en el cine.

3. Una verdadera epopeya

El deseo de estrenar en los cines una película realmente genial es algo que muchos directores intentan, pero no todos lo consiguen. Puedes ver un ejemplo reciente en Napoleónlargometraje de Ridley Scott (Gladiador), que intentó presentarse como una gran epopeya, pero quedó muy por debajo de las expectativas.

Denis Villeneuve (La llegada) ya había demostrado todo el potencial de Duna en la película de 2021, pero es en la segunda parte donde las cosas realmente lo llevan al siguiente nivel. La unión de varios factores, como la trama, el reparto, los efectos, la fotografía, todos contribuyen a Duna: Parte 2 dar una sensación de espectáculo, de algo que, si bien tiene la calidad suficiente para disfrutarse en casa, merece ser visto de la mejor manera posible, en una sala de cine.

Además, la película aborda un tema muy interesante y lo hace muy bien. Los libros de Frank Herbert hablan de figuras mesiánicas, de idolatría y de instrumentalización de la fe y la película sabe trabajar muy bien con esto, combinando estos temas con grandes imágenes y secuencias que hacen justicia a la idea de una gran película. Es una película impresionante por varias razones, como pocos en Hollywood pueden hacerlo.

2. Ciencia ficción sin vergüenza de lo que es

Duna, el libro, es bastante denso, entregando una trama que aborda temas muy actuales, pero completamente inmerso en su propia mitología. Desde la primera película, Denis Villeneuve parece no tener vergüenza de cuál es realmente el texto original, presentando en pantalla una adaptación que no pierde mucho tiempo intentando simplificar las cosas para el público, creyéndose capaz de absorber lo que se muestra. .

Duna: Parte 2 parece redoblar esta apuesta, entregando aún más información sobre el universo en el que viven los personajes, mitologías, movimientos políticos, profecías, mostrando equipos y vehículos completamente diferentes a lo que estamos acostumbrados. Es algo que, para los amantes del género, parece un soplo de esperanza para que nuevas películas sigan esta línea de razonamiento.

La gran cantidad de nombres y personajes involucrados puede resultar aterradora al principio, pero se vuelve fascinante y muy rica una vez que comprendes el peso de todos estos elementos en la construcción del universo en su conjunto.

1. Imágenes y sonido que hacen temblar la silla

para asistir Duna: Parte 2 en un cine con la pantalla más grande y el mejor sistema de sonido disponible es casi imprescindible. Visualmente, la película es un deleite para los fanáticos del cine, ya que es posible ver en pantalla toda la inversión en su producción, con increíbles efectos especiales y hermosas fotografías, entregando escenas asombrosas.

El sonido de la película es otro punto a destacar, ya que en algunos momentos la calma se apodera de la película, en otros, la butaca del cine tiembla con lo que sucede. Es una experiencia que realmente marca la diferencia y, para aquellos a quienes les gusta experimentar la película, no hay nada mejor.

Estos elementos técnicos ya se destacaron en la película de 2021, hasta el punto de que fue nominada a varios premios Oscar por todo este poder, incluido el de Mejor Película. Y si esto ya tuvo impacto en la trama introductoria de la primera Dunalas cosas se vuelven aún más intensas en Parte 2.

Duna: Parte 2 se proyecta en cines de todo Brasil.